¿Cuáles son los materiales malos conductores del calor?

Los materiales malos conductores del calor, también llamados aislantes, son aquellos que ofrecen una alta resistencia al paso del calor por conducción.

La conducción tiene lugar cuando dos objetos a diferentes temperaturas entran en contacto. El calor fluye desde el objeto más caliente hacia el más frío, hasta que los dos objetos alcanzan la misma temperatura.

Entre los materiales malos conductores del calor se encuentran la madera, el corcho, el vidrio, la cerámica, el algodón, el plástico, el aire, entre otros.

Malos conductores de calor(La madera es un mal conductor de calor)

Mal conductor de calor o aislante térmico

Es la capacidad que poseen algunos materiales  para bloquear el paso del calor por conducción, evaluado por la resistencia térmica que tienen.

Características de los malos conductores de calor

Poseen baja conductividad calurosa y bloquea la ganancia o pérdida de calor de cierto equipo, debido a que se encuentran constituidos de materiales directos básicos cuyo coeficiente de transmisión del calor es bajo, compuesto de tal manera, que celdillas de aire quedan en reposo y circundadas por paredes firmes.

Clases de aislantes térmicos

De acuerdo a su composición y forma los aislantes térmicos se tipifican como sigue: granulares, celulares, fibras minerales y de fibras minerales. Entre los más fibrosos que son utilizados ampliamente están fibra de vidrio, lana de escoria, de roca, fibra cerámica; estos son resueltos desde la etapa de fusión de escoria, de roca o vidrio y transformados a través de un proceso de centrifugación de gran velocidad. La distribución multidireccional de las fibras divide delicadamente la zona de aire.

Importancia de los malos conductores de calor

Debido a que los materiales aislantes térmicos evitan el traspaso de calor representa economía, se bloquea el paso de energía de un objeto a otro, gracias a la diferencia de temperatura presente entre los cuerpos. Además es una inversión de rápida recuperación, por el ahorro de energía con el mejor funcionamiento de maquinarias y equipos.