La vacuna Cuádruple previene la difteria, la tos convulsa (pertusis), el tétanos y  las infecciones invasivas por Haemophilus influenzae tipo b (bacteria que puede producir meningitis, artritis y neumonía en menores de 5 años).

Aplicación de la vacuna

La vacuna Cuádruple se administra en tres dosis, siendo la primera a los 2 meses, la segunda a los 4 meses y la tercera a los 6 meses de edad. Además, se debe colocar una dosis de refuerzo a los 18 meses.

Esta vacuna se aplica por vía intramuscular en la región anterolateral del muslo a los bebés de hasta 15 meses o que no caminan, y en el brazo a los niños que deambulan o mayores de 15 meses.

Aplicación de la vacuna Cuádruple en niños
Aplicación de la vacuna Cuádruple en niños menores de 15 meses.

Efectos adversos

La aplicación de la vacuna Cuádruple puede generar fiebre e irritabilidad dentro de los 2 o 3 días posteriores a la vacunación.

En el sitio de aplicación, generalmente, suele producirse enrojecimiento, hinchazón, dolor y aparición de un nódulo que puede permanecer varias semanas. Para aliviar estos síntomas se puede aplicar compresas frías o hielo en esta zona.

Precauciones y contraindicaciones

Si el paciente presenta antecedentes de trastornos neurológicos o de reacciones severas luego de la administración de una de las dosis de la vacuna Cuádruple, se debe consultar al médico antes de iniciar o continuar con el esquema de vacunación.

Esta vacuna no debe ser administrada a personas que presenten fiebre.

Comentarios