Una mujer tiene al nacer 750.000 óvulos. La mayoría de éstos muere continuamente, por lo que al llegar a la pubertad solamente quedan alrededor de 300.000. De éstos sólo 300 a 400 serán ovulados durante la vida reproductiva de la mujer, al ritmo de uno cada 28 días; el resto degenera. El promedio de edad en la que la mujer comienza a ovular es a los 11 años, y suele terminar alrededor de los 50.

Óvulo humano.
Óvulo humano.

¿Qué es el óvulo?

El óvulo es la célula sexual o gameto femenino. Es la célula más grande del cuerpo humano, tiene forma de esfera y carece de movilidad (a deferencia de los espermatozoides). Se forma en el ovario a partir de una célula germinal llamada ovocito, mediante un proceso conocido como ovogénesis.

Se trata de una célula haploide, es decir que posee la mitad de cromosomas que el resto de las células del cuerpo (células somáticas), que poseen 46 cromosomas cada una. Esta reducción de cromosomas en las células sexuales se debe a que durante la fecundación se deben unir los cromosomas del óvulo (23) con los cromosomas del espermatozoide (23) y dar origen a un nuevo ser o cigoto con el total de los 46 cromosomas que posee el ser humano.

Cada óvulo está formado por un núcleo (con la información genética) y un citoplasma (con sustancias nutritivas que forman el vitelo). Por fuera, el óvulo está protegido por dos envolturas: la zona pelúcida (formada, principalmente, por glicoproteínas; cuya función es proteger al óvulo y facilitar la unión con la célula sexual masculina) y la corona radiada (formada por dos, tres o cuatro capas de células foliculares que se disponen en forma circular; cuya función es proveer de proteínas al óvulo).

Partes de un óvulo humano.
Partes de un óvulo humano.

Comentarios