¿Cuáles son las partes de una célula?

Las tres partes de una célula son: la membrana plasmática, el citoplasma y el núcleo.

Partes de la celula

La membrana plasmática es la capa exterior, está formada por proteínas, lípidos y glúcidos y es la encargada de conservar y llevar el control del contenido de la célula.

El citoplasma es la capa que se encuentra entre la membrana plasmática y el núcleo, cuya función es contener y permitir la movilidad de los orgánulos celulares; tiene una parte externa más gelatinosa, llamada ectoplasma, y una interna más líquida, llamada endoplasma, donde se encuentran la mayoría de los orgánulos.

El núcleo de la célula contiene la mayoría del material genético y es donde se codifican todas las proteínas que tiene la célula.

Partes de una célula.
Partes de una célula.

¿Qué es una célula?

Una célula es la unidad estructural de los seres vivos y tiene la capacidad de realizar las funciones vitales esenciales

Todos los organismos vivos están formados por células. Algunos organismos (como las bacterias y los protozoos) están formados por una sola célula, por lo que se los llama organismos unicelulares. Otros en cambio están formados por numerosas células (como los humanos, los animales y las plantas), por lo que se los llama organismos pluricelulares.

Un organismo pluricelular.
Un organismo pluricelular.

Las células suelen poseer un tamaño de 10 µm (micrómetros) y una masa de 1 ng (nanogramo), si bien existen células mucho mayores.

En cuanto al tamaño, la mayoría de las células son microscópicas, es decir, no son observables a simple vista. A pesar de ser muy pequeñas, el tamaño de las células es extremadamente variable.

Descubrimiento

Por primera vez fueron vistas las células microscópicas en el siglo XVII. El naturalista de origen holandés A. Van Leeuwenhoek durante sus horas de ocio investigó distintos objetos, con el apoyo de los cristales de aumento construidos por él mismo. Obsequió a entidades científicas microscopios construidos por el holandés, a pesar de no tener la debía preparación científica, era un perspicaz observador y transmitía sus observaciones a la Real Sociedad de Londres. A través de un microscopio un alumno de Leeuwenhoek reveló que dentro del esperma humano había incontables partículas, móviles y diminutas, que hoy en día se les llama espermatozoides. El naturalista Buffon pensaba que los diminutos seres representaban moléculas vivientes de los cuales se obtiene el animal visible. La experiencia junto a las ideas filosóficas y la observación por medio del microscopio, representaron la fuente de donde se generó la teoría de las células.

Uso de la palabra célula por primera vez

El botánico de origen inglés Robert Hooke para distinguir los primeros alvéolos que observó durante el estudio microscópico de delgadas láminas de tejidos de origen vegetal. Algunos de los primeros dibujos claros de células vegetales se encuentran en el libro “Microbiografia” de Robert Hooke, los cuales se basaron en ciertas secciones finas de una corteza de planta leñosa (corcho).