En el relato del cuento, el padre de Cenicienta, viudo, se casa con Lady Tremaine, una mujer que tiene dos hijas. Cuando éste muere, Cenicienta queda al cuidado de su madrastra, quien con sus dos hijas la tratan con desprecio y la obligan a ser su sirvienta. Aunque Cenicienta es maltratada y humillada, mantiene la esperanza a través de sus sueños. Es fiel a la idea de que algún día sus deseos de felicidad se harán realidad. Cuando sus malvadas hermanastras y madrastra le impiden ir al baile, su corazón es destrozado y se siente sola. Sin embargo, su hada madrina aparece y le devuelve la esperanza.

Las dos hermanastras de Cenicienta se llaman:

  • Drizella Tremaine: es la mayor de las dos hermanas. Tiene el cabello castaño, con raya al medio, lleva un lazo azul en su cabello y siempre viste de color verde. Su madre le da clases de canto, pero se le da muy mal y siempre acaba peleando con su hermana.
  • Anastasia Tremaine: es la menor de las dos hermanas. Es pelirroja, lleva un flequillo recto con una peineta amarilla y siempre viste de color morado. Su madre le da clases de flauta, pero se le da muy mal y siempre termina peleando con su hermana. Al parecer, no es tan mala como su hermana Drizella.
Drizella y Anastasia Tremaine, las hermanastras de Cenicienta.
Drizella y Anastasia Tremaine, las hermanastras de Cenicienta.

Comentarios