Una jabalina tiene una longitud de 260-270 cm en categoría masculina y 220-230 cm en categoría femenina. Además, tiene un peso máximo de 800 gramos para los hombres y 600 gramos para las mujeres.

Una jabalina de atletismo.
Una jabalina de atletismo.

La jabalina es una lanza alargada, de metal o fibra de vidrio, que se emplea en atletismo. Cada jabalina se compone de tres partes: una cabeza metálica terminada en punta aguda, una encordadura (ubicada aproximadamente en el centro de gravedad de la jabalina, entre los 90 y 110 cm) y un asta.

La forma correcta de agarrar la jabalina es por la encordadura, al menos la mano del atleta debe tocarla. Existen tres tipos o formas de agarre de una jabalina, y cada deportista elige el que le ofrece mayor comodidad en el momento del lanzamiento: Agarre Americano (con los dedos índice y pulgar se agarra el cuerpo de la jabalina rodeando la encordadura y envolviéndola con el resto de la mano), Agarre Finlandés (con los dedos medio y pulgar se agarra el comienzo de la encordadura y se la envuelve con el resto de la mano, quedando el dedo índice por debajo de la jabalina) y Agarre de Tenedor (con los dedos índice y anular se agarra el comienzo de la encordadura, y se la envuelve con toda la palma de la mano).

Diferentes agarres de una jabalina.
Diferentes agarres de una jabalina.

La jabalina debe lanzarse por encima del hombro y cerca del oído u oreja, a la mayor distancia posible. En el momento de la caída, lo primero que debe tocar el suelo es la punta metálica de la jabalina; no es necesario que quede clavada. Normalmente, cada atleta realiza tres intentos de un minuto cada uno.

Atleta a punto de lanzar la jabalina.
Atleta a punto de lanzar una jabalina.

 

 

 

 

Comentarios