Las medidas de las vallas de atletismo dependen de la categoría (ya sea masculina o femenina) y de la distancia recorrida en la carrera.

En las carreras de 60 metros se deben superar una serie de 5 vallas, que en la categoría masculina poseen una altura de 1,067 metros y en la categoría femenina de 84 centímetros.

 

En las carreras de 100 metros se deben superar una serie de 10 vallas, ubicadas a una altura de 84 centímetros. Esta carrera sólo se disputa en la categoría femenina.

En las carreras de 110 metros se deben superar una serie de 10 vallas, ubicadas a una altura de 1,367 metros. Esta carrera sólo se disputa en la categoría masculina.

En las carreras de 400 metros se deben superar una serie de 10 vallas, que en la categoría masculina poseen una altura de 91,4 centímetros y en la categoría femenina de 76,2 centímetros.

110 metros con vallas en los Juegos Olímpicos Pekín 2008.
110 metros con vallas en los Juegos Olímpicos Pekín 2008.

Las vallas están construidas de madera y metal (o plástico y metal), y pintadas en blanco y negro o con colores vivos que contrasten. Cada valla está compuesta de dos bases y dos montantes que sostienen un armazón rectangular reforzado por una o más barras transversales. El ancho de las vallas es de 1,18 a 1,20 metros. La barra superior tiene un ancho de 7 centímetros y un grosor de 1 a 2,5 centímetros. La longitud máxima de las bases es de 70 cm. El peso total de las vallas no es inferior a los 10 kilos.

Vallas de atletismo.
Vallas de atletismo.

Las carreras con vallas -también llamadas carreras con obstáculos- se realizan en una pista estándar, con 6 a 8 carriles, de 400 metros de longitud. Durante la competencia, cada atleta tendrá su propio carril, de entre 122 y 125 cm. Aquel atleta que pase el pie o la pierna fuera de la valla, que pase una valla que no esté en su carril o que derribe una valla con la mano o el pie de forma intencionada quedará automáticamente descalificado.

Comentarios