¿Qué parte de la lengua percibe cada sabor?

Los seres humanos podemos percibir cuatro diferentes sabores: dulce, amargo, ácido y salado. De acuerdo con la zona de la lengua se pueden detectar cierta clase de sabores: la anterior para los dulces, la posterior para los amargos, mientras que los laterales para los ácidos.

La percepción de los sabores en la lengua

Tal y como se ha descrito en el párrafo anterior, de acuerdo con la zona de la lengua es posible detectar cierta clase de sabor, a continuación se especifica cada uno de ellos en detalle:

  • La parte anterior de la lengua percibe los sabores dulces, como el azúcar y la miel.
  • La parte posterior de la lengua percibe los sabores amargos, como el café y la berenjena.
  • Y las partes laterales de la lengua perciben los sabores ácidos, como el limón y el vinagre, y los sabores salados, como el jamón y el pescado.
Partes de la lengua con los sabores que percibe.
Partes de la lengua con los sabores que percibe.

¿Qué es la lengua?

La lengua es un órgano muscular, en forma de cono, que se encuentra ubicado en el interior de la boca. Son varias las funciones que le han sigo asignadas a la lengua, entre las que se destacan algunas como es el caso de: la hidratación de la boca y los alimentos mediante la salivación, la deglución, el lenguaje y el sentido del gusto.

La cara superior de la lengua se encuentra cubierta en toda su superficie (a excepción de la base) por una mucosa en donde se encuentran las papilas gustativas, que son los receptores del gusto. Una persona promedio tiene aproximadamente entre 2.000 a 8.000 papilas gustativas, las cuales contienen numerosas terminaciones nerviosas que están conectadas con el sistema nervioso, de tal forma que cuando se come algo o se coloca un objeto en la boca, ellas registran su sabor y envían una señal al cerebro a través de los nervios. Existen cuatro tipos de papilas gustativas: las caliciformes o circunvaladas (receptoras principalmente del sabor amargo), las fungiformes (receptoras de los sabores ácidos, dulces y salados), las foliadas (pliegues laterales y pequeños de mucosa gustativa muy poco desarrollada) y las filiformes (no son papilas principalmente gustativas, sino más bien táctiles).

lengua

 

El sentido del gusto y del olfato están muy relacionados entre sí, por eso cuando tenemos la nariz tapada no sentimos el sabor de los alimentos.