¿Cuánto dura un partido de vóley?

El vóley -también conocido en distintos países del mundo como voleibol, volibol o balonvolea– se trata de un deporte en donde hay dos equipos que deben enfrentarse con una red de por medio que los mantiene separados, la idea básicamente es que cada equipo tire el balón hacia la cancha contraria y este toque el piso, el balón puede llegar a ser impulsado o tocado con golpes, sin poder llegar a agarrar el mismo.

Igualmente cada uno de los equipos tiene un número limitado de toques para poder devolver el balón a lo que seria el campo contrario. Generalmente se golpea el balón con las manos y los brazos, aunque se puede utilizar cualquier parte del cuerpo, otra de las cosas que son bastante características de este deporte es que los jugadores a medida que se van consiguiendo más puntos deben ir rotando las posiciones.

La duración de un partido de vóley es muy variable, pudiendo extenderse desde alrededor de una hora hasta incluso más de dos horas y media.

Un partido de vóley está formado por tres, cuatro o cinco sets. Cuando uno de los dos equipos acumula tres sets ganados, gana el partido y se da por terminado el enfrentamiento. Un equipo gana un set cuando alcanza o supera los 25 puntos con una ventaja de dos (ejemplo: con 25-23 se gana, pero con 25-24 hay que esperar al 25-26 y así sucesivamente hasta lograr los dos puntos de ventaja). De ser necesario el quinto tiempo, set de desempate, se baja la meta a 15 puntos pero también con dos de ventaja.

Los campos se sortean antes del partido, así como también el saque inicial. En cada set se produce un cambio de campo y se va alternando el primer saque.

(La duración de un partido varía, ya que no depende del tiempo, sino de los tantos, al igual que el tenis)