¿Cuántos latidos por minuto son normales?

Lo primero que debemos saber es, ¿qué es la frecuencia cardíaca? La frecuencia cardíaca es el número de contracciones del corazón por unidad de tiempo. Este valor se mide en estado de reposo o actividad y se expresa en pulsaciones por minuto a nivel de las arterias o en latidos por minuto a nivel del corazón.

La edad, el sexo, la postura, la genética, el estado físico, el estado psicológico y las condiciones ambientales influyen en la frecuencia cardíaca normal. Pero la edad es el factor que más se utiliza para determinar los valores normales.

Frecuencia cardíaca normal en reposo:

  • Recién nacido: de 80 a 180 latidos por minuto.
  • 1 año: de 80 a 140 latidos por minuto.
  • 10 años: de 50 a 90 latidos por minuto.
  • Adolescentes: de 50 a 90 latidos por minuto.
  • Adultos: de 60 a 100 latidos por minuto.
  • Ancianos: de 60 a 100 latidos por minuto.

*Los deportistas tienen una frecuencia cardíaca menor, de 40 a 60 latidos por minuto. Esto se debe a que el corazón de un deportista es más fuerte y altamente más eficiente, bombeando más sangre con cada contracción/latido.

Frecuencia cardíaca en actividad:

La frecuencia cardíaca aumenta durante la actividad física, debido a que el cuerpo demanda un mayor consumo de energía, la cual se obtiene de los alimentos y el oxígeno y es transportada a través de la sangre. Es por esto que el corazón incrementa sus contracciones/latidos para bombear más sangre hacia los músculos en movimiento. El rango de la frecuencia cardíaca en adultos puede aumentar de 150 a 200 latidos por minuto durante la actividad física.

Medición de la frecuencia cardíaca

La frecuencia cardíaca puede ser medida efectivamente tomando el pulso. El pulso es el número de veces que las arterias se expanden y se contraen como consecuencia del bombeo del corazón, y es perceptible presionando levemente cualquier arteria del cuerpo con los dedos. Por lo tanto, al tomar el pulso de una persona se mide directamente su frecuencia cardíaca.

El pulso se suele tomar en partes del cuerpo donde las arterias se encuentran más próximas a la piel, como en la muñeca, el cuello o incluso la sien. La forma correcta de tomar el pulso es colocando los dedos índice y mayor (nunca el dedo gordo o pulgar ya que tiene su propio pulso y se presta a confusión) y ejerciendo una suave presión en la zona donde pasa la arteria para, de esta forma, sentir las pulsaciones. Una vez que se sienten las pulsaciones, se las debe contar durante el lapso de un minuto completo, o durante 30 segundos y multiplicarlo por dos, lo cual le dará las pulsaciones por minuto.

Toma del pulso en la muñeca.
La forma más fácil de tomar el pulso es en la muñeca.

Comentarios