El tiempo de vida de un caracol varía de una especie a otra.

En su hábitat natural, los caracoles Achatinidae (un ejemplo son los gigantes africanos, utilizados como mascotas) viven entre 2 y 7 años, los caracoles Helix (caracoles comunes de jardín) viven aproximadamente de 2 a 3 años, y los caracoles manzana acuáticos viven sólo 1 año.

Un caracol de jardín.
Un caracol de jardín.

En cautiverio, la esperanza de vida de los caracoles es mucho mayor que en la naturaleza, llegando a vivir de 10 a 15 años. En ocasiones los caracoles han vivido más allá de esta vida, logrando alcanzar los 25 años. Además, en cautiverio, están protegidos de varios tipos de depredadores o parásitos, que tienden a reducir la vida útil de estos animales.

Características de los caracoles

Los caracoles son moluscos que habitan tanto en la tierra como en el agua, es decir que existen caracoles terrestres y acuáticos. Poseen un cuerpo blando y alargado, provisto de una concha o caparazón en forma de espiral que les brinda protección contra los depredadores y la deshidratación. El caparazón es fundamental para la vida de los caracoles, debido a que si se rompe mueren en poco tiempo; aunque si la fractura no es muy grande puede regenerarse y el caracol sobrevive.

Además cuentan con dos pares de antenas (un par tiene función visual y el otro par tiene función táctil) y un pie muscular (no tienen patas) que les permite desplazarse con movimientos ondulatorios.

Antenas de un caracol.
Antenas de un caracol.

Para poder desplazarse, los caracoles producen mucus (la famosa “baba”) que reduce la fricción con el suelo. Este mucus les sirve, además, para regular la temperatura corporal, reducir el riesgo ante las heridas y las agresiones externas, desprenderse de sustancias tóxicas y ahuyentar los insectos potencialmente peligrosos.

Todos los caracoles son hermafroditas, es decir que tienen tanto órganos reproductores masculinos como femeninos. Pero no pueden autofecundarse, ya que necesitan de otro caracol para poder realizar la fecundación. Normalmente los caracoles de jardín se acoplan por parejas en un cortejo que puede durar hasta 12 horas. Producida la fecundación, un caracol puede llegar a poner hasta 100 huevos.

Huevos de un caracol terrestre.
Huevos de un caracol terrestre.

 

Comentarios