La vida media de una mariposa es de 1 a 3 semanas.

Las mariposas tienen una vida muy corta. Dependiendo de la especie pueden vivir horas, días o hasta un par de meses. Las mariposas más pequeñas suelen vivir aproximadamente una semana, mientras que algunas especies como las Capas de luto, algunas Heliconius tropicales y las Monarcas, tienen un promedio de vida de unos nueve meses.

Una mariposa Monarca.
Una mariposa Monarca.

El clima es un factor importante en la esperanza de vida de las mariposas. Si el huevo de la mariposa se ha puesto justo antes de que llegue el clima frío, el huevo se quedará en esta forma hasta que el clima se caliente, y tan pronto como suceda, la mariposa nacerá. Si la mariposa es ya adulta y llega el invierno sin migrar, ésta hibernará en algún lugar hasta que el clima se caliente. Esto significa que una mariposa podría vivir durante muchos meses más allá de la esperanza media de vida, dependiendo de las condiciones climáticas y si han migrado o no hacia zonas cálidas.

Ciclo de vida de las mariposas

Desde su nacimiento hasta la etapa adulta, el ciclo de vida de las mariposas incluye cuatro etapas: huevo, larva u oruga, pupa y adulto. La fecundación de la hembra por parte del macho da como resultado la formación del huevo, el cual es depositado por la hembra en las hojas de las plantas. Del huevo sale una larva u oruga que forma un capullo de seda y se suspende boca abajo, etapa que se conoce como pupa.

Pupa de una mariposa.
Pupa de una mariposa.

Una vez que la pupa se desarrolla y adquiere todas las características de la mariposa, rompe el capullo (proceso conocido como eclosión) y nace. Este proceso puede durar desde un par de semanas hasta varios meses, dependiendo de la especie y las condiciones climáticas.

Eclosión de una mariposa.
Eclosión de una mariposa.

 

Comentarios