Un año tiene poco más de 52 semanas.

El cálculo es muy fácil y se obtiene dividiendo la cantidad de días que posee un año (365) por la cantidad de días que tiene una semana (7). La operación sería: 365 ÷ 7 = 52,1.

Como cada semana tiene 7 días (lunes, martes, miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo), lo que puede suceder es que un año no tenga 52 semanas completas ya que si el año comienza un martes, termina un jueves y esas 2 semanas – la primera y la última del año – no serían completas si entendemos por semana completa a una que comienza un lunes y termina un domingo.

Así que, para cerrar la idea:

  • Un año tiene 52 semanas y 1 día (salvo el año bisiesto).
  • Un año tiene 50 semanas completas (de lunes a domingo), pero puede tener 52 si el año comienza un lunes.

dias-de-la-semana

Se puede calcular la cantidad de semanas que va a tener un año, es un proceso realmente sencillo que te vamos a enseñar a continuación. Como te comentamos anteriormente, un año regular tiene 52 semanas y un año bisiesto tiene también 52 semanas pero con dos días más.

Primero que nada deberás ver si es un año bisiesto o no. Para saber esto tienes que tener en cuenta que estos años agregan un día más a febrero, esto significa que en total tendrás 366 días ese año. Un año bisiesto ocurre cada cuatro años.

De esta forma deberás dividir el número de días del año en cuestión por siete, lo que va a ser el número de días en una semana. Entonces el resultado te va a dar el número de semanas en un año, a esto le sumas un decimal que indicará los días que tendrá de más el mismo; los días jamás son los suficientes para completar una semana.

Ahora multiplica el decimal por siete y de esta forma podrás ver el número de días extras en la última semana del año.

Comentarios

Compartir
Artículo anterior¿Qué comen las lombrices?
Artículo siguiente¿Cuándo se fundó Buenos Aires?
Docente. Informático desde que tengo memoria y editor ¿en jefe? de Tecnovortex y Microrespuestas desde sus orígenes. Fotógrafo amateur, audaz cocinero y fanático de los juegos de fútbol desde el Goal 2. Proyecto de runner.