Los recursos naturales son aquellos bienes materiales o servicios proporcionados por la naturaleza sin alteraciones por el hombre. El aire, el petróleo, los minerales, los vegetales, los animales, etc. son ejemplos de los recursos naturales que el hombre puede utilizar.

Los recursos naturales se pueden clasificar en:

RENOVABLES: son aquellos recursos naturales que no se agotan con su utilización, debido a que vuelven a su estado original o se regeneran; pero si son utilizados de manera indiscriminada, pueden llegar a extinguirse.

Las plantas, los animales, el agua, el suelo, entre otros, son considerados recursos renovables, siempre que haya una real preocupación por explotarlos de manera cuidadosa, que permita su regeneración natural o mediante la ayuda del hombre.

Las plantas son uno de los recursos naturales renovables.
Las plantas son uno de los recursos naturales renovables.

Los recursos naturales se clasifican como renovables sólo mientras la tasa de reposición o recuperación sea superior a la de la tasa de consumo.

NO RENOVABLES: son aquellos recursos naturales que no pueden ser producidos, cultivados, regenerados o reutilizados. Existen en cantidades fijas, ya que la naturaleza no puede recrearlos en períodos geológicos cortos, y al ser sobreexplotados se pueden acabar.

Algunos de los recursos no renovables son: los minerales, los metales, el petróleo, el gas natural, los depósitos de agua subterránea, entre otros.

Bomba extrayendo petróleo.
Bomba extrayendo petróleo.

Los recursos naturales se clasifican como no renovables sólo mientras la tasa de consumo sea superior a la de la tasa de reposición o recuperación.

 

Comentarios