¿Cuántos países tiene Oceanía?

Oceanía la conforman 14 países.

Países integrantes

Estos países son: Australia, Fiyi, Kiribati, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Nueva Zelanda, Palaos, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Islas Salomón, Tonga, Tuvalu y Vanuatu.

Oceanía el continente más pequeño

Oceanía es el continente más pequeño del mundo, con una superficie de 9.008.458 km² y una población de 34.300.000 habitantes. Se extiende desde el sureste de Asia por el océano Pacífico hacia América. Es un continente insular bañado por los océanos Índico, Glaciar Ártico y Pacífico, y separada de Asia por los mares de Timor y de Arafura.

Mapa

(Mapa con los 14 países que conforman Oceanía)

Geografía de Oceanía

Nueva Zelanda, Australia y Papúa Nueva Guinea representan las masas continentales más importantes y más grandes de Oceanía. Este pequeño continente abarca cerca del 6% de la superficie de la Tierra, posee un área aproximada de 8’525,989 kilómetros cuadrado. Sus islas se han dividido en Micronesia, Melanesia y Polinesia; gracias a la tonalidad oscura de la piel de los pueblos, la cantidad de islas y el reducido tamaño. El monte Wilhelm ubicado en Papúa Nueva Guinea, es el pico más alto de todo el continente. Sobre la placa del Pacífico se asienta la zona sur de la Isla Sur, pero gran parte de Oceanía se ubica sobre la placa Australiana.

El país y la ciudad más grande de Oceanía

Australia es el país más grande de Oceanía y Sídney es la ciudad más grande del continente. Las islas se caracterizan por sus sistemas montañosos y sus características volcánicas. Destaca la Gran Cordillera Divisoria en Australia. Australia en términos generales, está compuesta por una planicie desértica, seca, calurosa y con reducido suelo fértil.

El clima y religión en Oceanía

Normalmente es lluvioso y cálido, debido a que gran parte de Oceanía está contenido entre el ecuador y los trópicos. La formación del coral, resulta beneficiada por la temperatura de sus aguas intertropicales. El cristianismo es la religión dominante, pero extrañamente un gran número de personas señalan no profesar ninguna clase de religión.