¿Cuáles son los elementos de la división?

La división es una operación matemática que consiste en repartir en partes iguales el total de un todo numérico. Entre los elementos que se distinguen como fundamentales para la realización de una división están: el dividendo, divisor, cociente, resto y signo. A continuación se detalla un poco más al respecto.

Elementos de la división

Como parte de los elementos que hacen parte de una división se pueden distinguir los siguientes componentes que se detallan a continuación:

  • Dividendo: es el número que vamos a dividir.
  • Divisor: es el número por el que vamos a dividir.
  • Cociente: es el resultado de la división.
  • Resto: es la parte que no se ha podido distribuir. Puede ser cero o un número menor que el divisor.
  • Signo: es el signo, llamado divido, que se representa con el símbolo ÷ o a veces con los símbolos de una barra ( / ) o de dos puntos ( : ).
Elementos de una división.
Elementos de una división.

¿Qué es la división?

Para presentar una explicación que se realice mediante un marco comparativo que facilite su comprensión, es posible mencionar que la división es la operación matemática inversa a la multiplicación. En ese orden de ideas, esta operación consiste en averiguar cuántas veces un número (divisor) está contenido en otro número (dividendo). Por lo tanto, debemos averiguar qué número multiplicado por el divisor es igual al dividendo.

Ejemplo:       12 ÷ 3 = ?         ¿Qué número multiplicado por 3 da 12?

                          El 4.

Si la división no es exacta, debemos buscar un número que esté lo más cerca posible del dividendo.

Ejemplo:       46 ÷ 7 = 6         El 6 cabe 7 veces en el 42.

Lo que sobra de esta división se llama resto, y en este caso es 4.

¿Cómo saber si la división está bien hecha?

Uno de los métodos clave que se deben considerar cuando se hace una división, tiene que ver con la comprobación. Para poder conocer si el resultado de una división en realidad es el correcto, lo que se debe hacer es multiplicar el cociente por el divisor y debemos obtener el dividendo. Es decir: cociente x divisor = dividendo. En otras palabras, se aprovecha esa relación inversa con la multiplicación.

Pero, ¿qué sucede si la división es inexacta y tenemos un resto?

En este caso, multiplicamos el cociente por el divisor y al resultado debemos sumarle el resto para obtener el dividendo. Es decir: cociente x divisor + resto = dividendo.