Los seres vivos se clasifican en cinco reinos en base a la cantidad de células, el tipo de células y la alimentación.

Estos reinos son:

REINO DE LOS ANIMALES. Está formado por seres vivos pluricelulares, es decir que están compuestos por más de una célula. Estas células son del tipo eucariota, lo que significa que tienen un núcleo definido. En cuanto a la alimentación, estos seres vivos son heterótrofos, es decir que el alimento lo deben buscar en el exterior de su organismo ya que no lo pueden producir por sí mismos (como sí lo hacen las plantas).

Los leopardos pertenecen al reino animal.
Los leopardos pertenecen al reino animal.

REINO DE LOS VEGETALES. Está formado por seres vivos pluricelulares, cuyas células son también del tipo eucariota. En cuanto a la alimentación, estos seres vivos son autótrofos, es decir que tienen la capacidad de elaborar su propio alimento, a partir de la luz solar y de compuestos inorgánicos.

Los jazmines pertenecen al reino vegetal.
Los jazmines pertenecen al reino de los vegetales.

REINO DE LOS HONGOS. Está formado por seres vivos unicelulares (compuestos por una sola célula) y pluricelulares, cuyas células son del tipo eucariota. En cuanto a la alimentación, estos seres vivos son heterótrofos.

Las setas pertenecen al reino de los hongos.
Las setas pertenecen al reino de los hongos.

REINO DE LAS MÓNERAS. Está formado por seres vivos unicelulares. La célula de la que están formados es del tipo procariota, lo que significa que no tiene núcleo y su material genético se encuentra disperso en el citoplasma. En cuanto a la alimentación, estos seres vivos son autótrofos y heterótrofos.

Las bacterias pertenecen al reino de las móneras.
Las bacterias pertenecen al reino de las móneras.

REINO DE LOS PROTISTAS. Está formado por seres vivos unicelulares y pluricelulares, cuyas células son del tipo eucariota. En cuanto a la alimentación, estos seres vivos son autótrofos y heterótrofos.

Las algas pertenecen al reino de los protistas.
Las algas pertenecen al reino de los protistas.

 

¡Valora el artículo!

Comentarios