Los hipopótamos son animales herbívoros que se alimentan principalmente de hierbas o pastos cortos, y en menor medida de plantas acuáticas y frutos maduros caídos de los árboles. Además, algunos hipopótamos se alimentan de carroña, pequeños animales o presas robadas a depredadores, y hasta incluso de otros hipopótamos pequeños si encuentran que su propia supervivencia depende del consumo de ellos.

Hipopótamos comiendo hierba.
Hipopótamos comiendo hierba.

Características de los hipopótamos

Los hipopótamos son mamíferos semiacuáticos, que habitan en ríos y lagos de África. Poseen cuerpo robusto, cabeza grande, boca y dientes enormes, patas rechonchas, y piel lisa y sin pelos. Miden de 3 a 5 metros de altura y pesan entre 3,5 y 4,5 kilos.

Son animales gregarios, es decir que viven en grupos. Dentro del agua, los hipopótamos son muy territoriales y luchan con otros machos por el control. Un macho dominante controla una pequeña extensión de río donde convive con un grupo de 10 a 30 hipopótamos.

Hipopótamos macho en plena pelea territorial.
Hipopótamos macho en plena pelea territorial.

Durante el día, los hipopótamos pasan descansando en el agua y se mueven muy poco, pero es durante la noche cuando salen del agua y se desplazan tierra adentro -a veces hasta 8 kilómetros- para pastar en zonas de hierba corta. Pasan de 4 a 5 horas pastando y pueden consumir cerca de 70 kg de hierba cada noche (aproximadamente un 5% de su peso corporal).

Los hipopótamos están hechos para soportar largas caminatas con un desgaste de energía mínimo pero, por el contrario, no retienen los líquidos como otros animales diseñados para estos climas extremadamente calurosos y podrían deshidratarse si no vuelven al agua antes de que se cumplan las 5 horas fuera de ella. Si se ven obligados a estar mucho tiempo fuera del agua, los hipopótamos podrían sufrir complicaciones en su salud, disminuyendo su expectativa de vida o incluso causando la muerte.

Comentarios