Los cocodrilos son animales carnívoros que se alimentan, cuando son jóvenes, de peces pequeños, ranas, caracoles, cangrejos e insectos. Los más grandes comen peces, ranas, reptiles, aves, carroña, y diferentes tipos de mamíferos que llegan al agua para beber o para cruzar a la tierra en el otro lado. También saquean los nidos de otros cocodrilos y devoran sus crías. Algunos de ellos se alimentan, además, de moluscos y crustáceos si están teniendo dificultades para encontrar suficientes fuentes de otros alimentos. Se estima que un cocodrilo come entre 5% y 20% de su peso corporal por semana.

Los cocodrilos tienen un apetito muy variado.
Los cocodrilos tienen un apetito muy variado.

Los cocodrilos no pueden masticar, de modo que cortan a la presa, sacudiéndola y despedazándola con sus dientes. Si no pueden despedazar a la presa, la arrastran bajo el agua, donde se suaviza la carne, que luego desgarran.

Los cocodrilos consumen grandes rocas intencionalmente, para ayudarles a equilibrar las necesidades de su sistema digestivo. Esto ayudará a aplastar los alimentos que ha ingerido, y puedan ser utilizado sus nutrientes.

Cuando un cocodrilo de gran tamaño consigue una buena presa, puede pasar varios días sin alimentarse, ya que tiene un proceso digestivo bastante lento, utilizando la comida de un modo más eficaz. Un cocodrilo viejo puede permanecer hasta 2 años sin comer, mientras que un cocodrilo recién nacido necesita comer recién pasados los 4 meses.

Comentarios

ARTICULOS SIMILARES

1960