¿Cuál es el pH de la orina?

La orina tiene un pH que oscila entre 4,8 y 7,5.

pH de la orina

Una muestra de orina humana.
Una muestra de orina humana.

¿Qué es el pH?

El pH es una medida que se ha construido para hacer un cálculo de la acidez o de la alcalinidad de una sustancia. La sigla “pH” significa “potencial de Hidrógeno”, por lo que indica la concentración de iones de Hidrógeno que están presentes en una sustancia determinada.

¿Cómo se realiza la medición del pH?

Para poder hacer el cálculo del pH de cualquier sustancia, es necesario cumplir con un breve proceso para que se pueda conocer con exactitud la cifra. En ese orden de ideas, hay que mencionar al respecto que las mediciones de pH se ejecutan en una escala que va del 0 al 14, siendo el 7 considerado neutro. Un pH inferior a 7 es ácido y un pH superior a 7 es alcalino.

Ahora bien, es fundamental anotar que para cada valor de pH por debajo de 7 es diez veces más ácido que el valor siguiente más alto. Por ejemplo, un pH de 4 es diez veces más ácido que un pH de 5 y 100 veces (10 veces 10) más ácido que un pH de 6. Lo mismo sucede con los valores de pH por encima de 7, cada uno de los cuales es diez veces más alcalino que el siguiente valor más bajo.

Escala del pH.
Escala de pH.

Sobre la prueba de pH de la orina

En lo que respecta a la preparación y posterior ejecución de la prueba de pH en la orina, a menudo se hace para establecer el pH general del cuerpo, es decir, el grado de acidez o alcalinidad que se está presentando en el caso particular de un organismo.

Así pues, valores por debajo de los normales (pH ácido) suelen indicar cierta clase de enfermedades que de acuerdo con sus características deben ser atendidas con prontitud o que son una señal de una complicación, como el caso de la diabetes, deshidratación, inanición, acidosis, problemas respiratorios o diarrea; y valores por encima de los normales (pH alcalino) pueden deberse a tuberculosis renal, obstrucción del píloro, obstrucción de las vías urinarias, infección urinaria o vómitos.

Es importante saber que el pH de la orina generalmente varía con la alimentación. Las dietas altamente proteicas acidifican la orina, en cambio aquellas ricas en vegetales la alcalinizan.