El embarazo de un caballo dura 11 meses, aunque en ocasiones puede durar 10 meses o alargarse hasta el año.

Una yegua embarazada.
Una yegua embarazada.

Como todos los mamíferos, los caballos son animales vivíparos: la cría se desarrolla dentro del vientre de la madre, se alimenta de ella y al completar su desarrollo, nace. Los caballos paren una sola cría, llamada potro o potrillo; aunque se han reportado nacimientos gemelares que muchas veces son abortados por insuficiencia placentaria, algo que se da en yeguas de edad avanzada.

En los caballos la etapa reproductiva empieza con la pubertad, a los 15-24 meses en las hembras y a los 14-18 meses en los machos. Si bien durante ese tiempo los caballos pueden reproducirse, recién alcanzan la madurez sexual a los 4 años de edad. La vida sexual de los caballos es prolongada y puede superar incluso los 15 años en las hembras, mientras que en los machos dura toda la vida.

Las yeguas siguen un ciclo de ovulación estacional que se correlaciona con la primavera y el verano, cuando las horas de luz se incrementan. Entran en celo cada 21 días aproximadamente, y tiene una duración de entre 5 y 7 días. La ovulación es espontánea y se produce 24-48 horas antes de terminar el celo.

Una vez llevado a cabo el apareamiento, la yegua gestará una sola cría durante aproximadamente 11 meses. Normalmente la cría se levanta para amamantar unos cuantos minutos después de haber nacido. El potrillo es amamantado durante los primeros 6 a 8 meses de vida, luego de lo cual comienza a ingerir alimentos sólidos.

Una yegua amamantando a su potrillo.
Una yegua amamantando a su potrillo.

Comentarios