El embarazo de un elefante dura entre 21 y 22 meses, es decir aproximadamente 2 años.

Elefante cursando un embarazo.
Elefante cursando un embarazo.

Los elefantes son los animales que tienen el período de gestación más largo. Probablemente es debido al enorme tamaño del elefante y el lento desarrollo que tienen en este período de gestación. La larga gestación que viven los elefantes les permite nacer con un nivel avanzado de desarrollo cerebral, que utilizan para reconocer las complejas estructuras sociales de la manada y para alimentarse mediante sus habilidosas trompas.

Reproducción de los elefantes

Como todos los mamíferos, los elefantes son animales vivíparos: la cría se desarrolla dentro del vientre de la madre, se alimenta de ella y al completar su desarrollo, nace. Los elefantes paren una sola cría (muy rara vez dos), que al nacer pesa entre 100 y 120 kilos y mide aproximadamente 1 metro de alto. A los pocos días de vida, la cría se encuentra en condiciones de seguir a la manada. La cría es amamantada durante los 2 a 5 primeros años de vida; aunque a partir de los 6 meses comienza a consumir de a poco alimentos sólidos.

Elefante amamantando a su cría.
Elefante amamantando a su cría.

Los crías hembras alcanzan la madurez sexual entre los 10 y 11 años y los machos un poco más tarde, entre los 12 y 15 años. Una vez que alcanzan la madurez, las hembras pueden entrar en celo en cualquier época del año y dura, aproximadamente, entre 24 y 48 horas. Durante este período se producen competencias entre machos por el derecho a aparearse con la hembra, las cuales incluyen empujones, embestidas, agresiones con colmillos y golpes con la trompa. Una vez llevada a cabo la copulación, la hembra gestará una sola cría durante aproximadamente 2 años. Las hembras paren una cría cada 4 o 6 años y potencialmente dan a luz entre 7 y 12 crías durante toda su vida.

 

 

Comentarios