Las lágrimas están compuestas en un 98% por agua y el 2% restante por glucosa, sodio, potasio y proteínas (albúmina, globulina y lisozima).

Las lágrimas son fundamentales para el buen funcionamiento de los ojos.
Las lágrimas son fundamentales para el buen funcionamiento de los ojos.

¿Qué son las lágrimas?

Las lágrimas son un líquido acuoso producido y segregado por las glándulas lagrimales, que permite limpiar y lubricar los ojos. Además, las lágrimas son segregadas como reacción ante un estado de emoción (llanto).

Existen tres tipos de lágrimas:

  • Lágrimas basales: son las lágrimas segregadas constantemente, en pequeñas cantidades, para mantener los ojos lubricados.
  • Lágrimas reflejas: son las lágrimas segregadas como respuesta a un estímulo externo, como algún roce/golpe o el ingreso de partículas extrañas en el ojo (como polvo, humo o los ácidos de la cebolla, entre otros).
  • Lágrimas emocionales: son las lágrimas segregadas como respuesta a un estímulo interno, como estados emocionales (tristeza o alegría) o exceso de estrés.

Las glándulas lagrimales, ubicadas en la parte superior externa de la órbita del ojo, producen y segregan menos lágrimas a medida que la persona envejece. En realidad, la edad avanzada es la causa más común de los ojos secos crónicos. Para mantener los ojos saludables y cómodos, se necesita el equilibrio justo de producción de lágrimas.

El acto de llorar es exclusivo del ser humano y en el mundo animal solo se conoce que lloren los elefantes.

 

 

 

 

 

 

Comentarios