Los planetas rocosos -también llamados terrestres o interiores- son los planetas más cercanos al Sol, situados antes del Cinturón de Asteroides.

El Cinturón de Asteroides es una región del Sistema Solar en la que se encuentran una infinidad de asteroides de diferentes tamaños que nunca llegaron a formar un planeta. Aquellos planetas que se encuentran más cerca del Sol y antes del Cinturón de Asteroides, son llamados planetas interiores o rocosos; y aquellos que están más lejos del Sol y después del Cinturón de Asteroides son llamados planetas exteriores o gaseosos.

En el Sistema Solar existen cuatro planetas rocosos que, por orden de proximidad al Sol, son: Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

Sistema Solar.
Sistema Solar.

Estos planetas son llamados rocosos o terrestres debido a que poseen una superficie rocosa compacta, a diferencia de los planetas gaseosos que no tienen una superficie bien definida, ya que están formados por una inmensa masa gaseosa.

La estructura de los planetas rocosos es muy parecida entre ellos: poseen un núcleo metálico, mayoritariamente férreo, y un manto de silicatos que lo rodea. En su superficie tienen cañones, cráteres, montañas y volcanes.

Los planetas rocosos se caracterizan por sus densidades relativamente altas, por sus lentos movimientos de rotación, por su escasez de satélites y por su ausencia de anillos.

Los cuatro planetas rocosos.
Los cuatro planetas rocosos.

Comentarios