La raíz es el órgano encargado de fijar la planta en la tierra, absorber el agua y los nutrientes del suelo, y transportarlos hacia el resto de la planta; además, sirve como reservorio de sustancias que luego serán utilizadas.

raices

Los diferentes tipos de raíces se agrupan en:

-RAÍCES QUE SE INTRODUCEN EN EL SUELO:

  • Típica, axonomorfa o pivotante: es aquella raíz que está formada por una raíz principal más gruesa y otras raíces secundarias más delgadas que salen de los costados. Por ejemplo: el poroto.
  • Fasciculada: es aquella raíz que no tiene una raíz principal, sino que está formada por un haz de raíces que tienen el mismo grosor. Por ejemplo: la cebolla.
  • Napiforme: es aquella raíz que posee una raíz principal muy gruesa, ya que acumula sustancias de reserva. Por ejemplo: la zanahoria.
  • Ramificada: es aquella raíz, que sin tener raíz principal, nos recuerda por su forma a las ramas de un árbol. Por ejemplo: la raíz del perejil.
  • Tuberosa: es aquella raíz de estructura fasciculada en la que se presentan engrosamientos por acumulación de sustancias. Por ejemplo: la batata.

-RAÍCES QUE NO SE INTRODUCEN EN EL SUELO:

  • Adventicia: es aquella raíz que utilizan algunas plantas para trepar o extenderse por la superficie del suelo. Por ejemplo: la gramilla.
  • Acuática: es aquella raíz que permanece en el agua. Por ejemplo: el camalote.
  • Chupadora: es aquella raíz que está metida dentro de otra planta, de la que “chupa” la savia. Por ejemplo: las plantas parásitas como la cuscuta.
Las cebollas tienen raíces fasciculadas.
Las cebollas tienen raíces fasciculadas.

¡Valora el artículo!

Comentarios