Los árboles están formados por las siguientes partes:

  • Raíces: son la parte del árbol que crece debajo del suelo. Su función principal es la alimentación del árbol, ya que absorben el agua y los nutrientes del suelo, a la vez que ayudan a sostener el árbol en su lugar.
  • Tronco: es la parte más gruesa del árbol, que sirve de soporte a la copa (hojas y ramas). El tronco transporta el agua y los nutrientes hacia la copa, y el azúcar de las hojas hacia resto del árbol. Además, almacena grandes cantidades de carbohidratos de reserva.
  • Ramas: son los tallos secundarios, que proporcionan el soporte para distribuir las hojas eficientemente de acuerdo con el tipo de árbol y el ambiente.  También sirven como conductos de transporte y almacenamiento de agua y nutrientes.
  • Hojas: son las partes del árbol que brotan de las ramas, cuya función principal es convertir la energía en alimento (azúcar). Las hojas contienen una sustancia muy especial llamada clorofila (que les da su color verde), la cual es utilizada en el proceso de fotosíntesis – las hojas usan la energía del sol para convertir el dióxido de carbono de la atmósfera y el agua de la tierra en azúcar y oxígeno.
  • Flores: son los órganos sexuales de los árboles.
  • Frutos: son la parte de la flor en cuyo interior se encuentran encerradas las semillas que se desarrollarán para que nazca un nuevo árbol.
Partes de un árbol.
Partes de un árbol.

¿Qué es un árbol?

Un árbol es una planta de tallo leñoso con una altura mínima de tres a seis metros. Son una parte importante en nuestro planeta, ya que ayudan a mantener nuestro aire limpio y nuestros ecosistemas saludables. Además, nos aportan alimentos como frutas y frutos secos, madera para construcciones y fabricación de papel, y savia, muy utilizada como remedio casero.

Por lo general, los árboles pueden vivir de 20 a 100 años.
Por lo general, los árboles pueden vivir de 20 a 100 años.

Para que una planta sea considerada árbol, debe tener un único tronco o eje principal y una copa bien definida, formada por tallos secundarios o ramas. En el caso de que la planta tenga varios troncos o no alcance la altura correspondiente (de tres a seis metros), se la considera arbusto.

 

 

Comentarios