Una onda es una perturbación que se propaga, desde un punto a otro, transportando energía, sin que haya desplazamiento de materia. Algunas, como el sonido, utilizan un medio para propagarse, otras como la luz, no requieren de un medio material para propagarse.

Todas las ondas tienen los mismos elementos, y son los siguientes:

  • Cresta: es el punto más alto de una onda, y representa el pulso o la parte positiva de ésta.
  • Período (T): es el tiempo que tarda la onda en ir de un punto de máxima amplitud al siguiente.
  • Amplitud (A): es el desplazamiento máximo de la onda con respecto a la posición de equilibrio.
  • Frecuencia (f): es la cantidad de ondas que se propagan en cada unidad de tiempo.
  • Valle: es el punto más bajo de una onda, y representa el pulso o parte negativa de ésta. 
  • Longitud de onda (λ): es la distancia entre dos crestas consecutivas o entre dos valles consecutivos.
  • Nodo: es el punto donde la onda cruza la línea de equilibrio. Se encuentra en el valor cero de la onda.
  • Elongación (x): es la distancia que hay, en forma perpendicular, entre un punto de la onda y la línea de equilibrio.
  • Ciclo: es una oscilación o viaje completo de ida y vuelta.
  • Velocidad de propagación (v): es la relación que existe entre un espacio recorrido igual a una longitud de onda y el tiempo empleado en recorrerlo.
Elementos de una onda.
Elementos de una onda.

Aquellas ondas que necesitan de un medio material para propagarse son llamadas ondas mecánicas. Por ejemplo: el sonido, que se propaga a través del aire; las ondas sísmicas, que se propagan a través de la corteza terrestre; y las olas, que se propagan a través del agua del mar.

Por otra parte, aquellas ondas que no necesitan de un medio material para propagarse (es decir que se propagan en el vacío) son llamadas ondas electromagnéticas. La luz, las ondas de radio, microondas o los infrarrojos son ejemplos de ondas electromagnéticas.

 

 

 

 

 

 

Comentarios