El óvulo después de fecundado recibe el nombre de huevo o cigoto.

Nombre del óvulo después de la fecundación

Óvulo siendo fecundado por un espermatozoide.
Óvulo siendo fecundado por un espermatozoide.

El proceso de la fecundación

Para la explicación de este concepto bien vale la pena anotar que la fecundación -unión del óvulo y el espermatozoide- se produce en la ampolla o porción ampular de la trompa de Falopio.

Blastómeros

Una vez se ha dado paso a todo el procedimiento que implica la fecundación, el cigoto (óvulo fecundado) sufre una serie de divisiones mitóticas que dan origen a un rápido aumento en el número de células que lo forman, las cuales son llamadas como blastómeros. Primeramente el cigoto se divide en 2 células, luego en 4, en 8 y así sucesivamente durante el paso del cigoto a lo largo de la trompa de Falopio en su camino hasta poder alcanzar el útero.

Mórula y blástula

Una vez se cumplen los tres días tras la fecundación del óvulo, el cigoto se encuentra dividido en 16 células, recibiendo a partir de ese momento el nombre de mórula. A los cinco días, la mórula ya presenta una división de entre 64 y 70 células, por lo que a partir de ese entonces pasa a llamarse blástula o blastocisto.

El recorrido y los cambios del cigoto

El cigoto, a medida que se va dividiendo de acuerdo con el proceso mencionado párrafos arriba, recorre primero la porción ampular de la trompa, seguidamente la porción ístmica y finalmente la porción intramural, para luego implantarse en el útero.

Aproximadamente dos días después de llegar el blastocisto al útero -esto es entre los 6 y 7 días después de la fecundación-, éste se va a implantar en el endometrio (la capa interna del útero); a partir de ese momento se puede afirmar con seguridad que ya se habla de un embrión.

Proceso de fecundación.
Proceso de fecundación.

Comentarios