El intestino delgado se divide en tres partes:

  • Duodeno: es la primera porción del intestino delgado, situado entre el estómago y el yeyuno. Es un tubo hueco articulado, de aproximadamente 25-38 cm, que tiene forma curvada debido a que rodea la cabeza del páncreas. Su función principal es la disgregación de los alimentos.
  • Yeyuno: es la porción central del intestino delgado, situado entre el duodeno y el íleon, que posee una longitud de alrededor de 2,5-3 metros. Sus paredes están revestidas de grandes cantidades de vellosidades, que absorben los nutrientes y los distribuyen al torrente sanguíneo.
  • Íleon: es la última porción del intestino delgado, situado entre el yeyuno y el intestino grueso, que posee una longitud de 2 m aproximadamente. Sus paredes también están revestidas de vellosidades, que absorben los nutrientes que el yeyuno no es capaz de absorber, como la vitamina B12, los péptidos (aminoácidos) o las sales biliares.
Las partes del intestino delgado.
Las partes del intestino delgado.

¿Qué es el intestino delgado?

El intestino delgado es un órgano del aparato digestivo, situado entre el estómago y el intestino grueso.

Tiene la forma de un tubo alargado y hueco que se pliega varias veces, de un lado a otro en la cavidad abdominal. Mide aproximadamente entre 6 y 7 metros de largo y 3 cm de ancho, en el adulto. Su función principal es absorber los nutrientes necesarios para el cuerpo humano, a través de las vellosidades que presenta en su interior. Cada vellosidad posee, internamente, una red de capilares sanguíneos y linfáticos que recogen estos nutrientes y los llevan a la sangre.

Interior del intestino delgado.
Interior del intestino delgado.

Los residuos de la digestión y el agua pasan a la primera parte del intestino grueso, conocida como ciego. Aquí se comprimen y forman las heces o materia fecal que son eliminadas, posteriormente, por el orificio anal.

Comentarios