La trayectoria que recorren los planetas alrededor del Sol, como consecuencia de la acción de la fuerza de gravedad, se llama órbita.

Órbita de un planeta.
Órbita de un planeta.

Todos los planetas realizan dos movimientos: rotación y traslación. Por el movimiento de rotación, los planetas giran sobre sí mismos alrededor de su eje; cada giro sobre sí mismo determina un día. Por el movimiento de traslación, los planetas giran alrededor del Sol describiendo una órbita; cada giro alrededor del Sol determina un año. Todos los planetas recorren sus órbitas alrededor del Sol en sentido contrario al de las agujas del reloj.

El astrónomo y matemático alemán Johannes Kepler fue quien analizó, por primera vez, las órbitas a partir de cálculos matemáticos. Kepler formuló los resultados de su análisis en tres leyes de movimiento planetario. La primera ley asegura que la órbita de un planeta es una elipse, encontrándose el Sol en uno de sus focos. La segunda ley afirma que la velocidad orbital de un planeta no es constante, sino que depende de la distancia respecto del Sol. La tercera ley establece que la distancia entre el planeta y el Sol al cubo, medida en unidades astronómicas, es igual al periodo del planeta al cuadrado, medido en años terrestres.

En las órbitas elípticas, el punto en el que los dos objetos (Sol y planeta) se encuentran más próximos el uno al otro se llama periastro y el punto donde se encuentran más lejos se llama apoastro. Aquellos planetas que se encuentran más cerca del Sol, se mueven más rápido en el trayecto de sus órbitas; en cambio aquellos que se encuentran más alejados del Sol, se mueven más lentos.

Diapositiva donde se observa el movimiento de un planeta alrededor del Sol.
Diapositiva donde se observa el movimiento de un planeta alrededor del Sol.

 

Comentarios