¿Cómo se clasifican las costillas?

Hay tres formas distintas o etiquetas que se usan para la clasificación de las costillas. En ese sentido, hay tres nombres distintos que se le pueden asignar de acuerdo con sus características, los cuales son: verdaderas, falsas y flotantes.

Clasificación de las costillas

A continuación se describen cada uno de los tipos que se han mencionado, para conocer en detalle el porqué de la distinción.

Costillas verdaderas

Las costillas verdaderas son las 7 primeras costillas de cada lado, las cuales se articulan por detrás con la columna vertebral y por delante con el esternón mediante un cartílago.

Costillas falsas

Las costillas falsas son las siguientes 3 costillas de cada lado, las cuales se articulan por detrás con la columna vertebral y por delante tienen sus cartílagos unidos al cartílago de la costilla superior, uniéndose indirectamente al esternón.

Costillas flotantes

Las costillas flotantes son las últimas 2 costillas de cada lado, las cuales se articulan por detrás con la columna vertebral y por delante son libres, es decir que no se unen al esternón ni siquiera indirectamente.

Clasificación de las costillas.
Clasificación de las costillas.

¿Qué son las costillas?

Ahora bien, para que quede un poco más clara la razón por la que se las ha clasificado de esta manera, hay que decir sobre las costillas que son huesos planos y curvos, que junto con la columna vertebral y el esternón forman la caja torácica. El ser humano tiene 24 costillas, las cuales se encuentran 12 a cada lado.

Tórax humano.
Caja torácica.

¿Para qué sirven las costillas?

Las costillas sirven de protección a los órganos internos del tórax o caja torácica, como el corazón y los pulmones, además de que son útiles en la respiración, permitiendo la expansión y relajación de los pulmones. 

La longitud de las costillas va en aumento, contando de arriba hacia abajo, hasta la séptima costilla. A partir de la octava costilla, la longitud de las mismas va disminuyendo.

Los espacios intercostales

Se denomina a los espacios entre las costillas con el nombre los espacios intercostales, y se nombran en función del borde superior de la costilla. Los espacios intercostales están ocupados por músculos, arterias y nervios. En el ser humano es posible contabilizar 11 espacios intercostales, debido a que a nivel de la costilla 12, no existe una costilla por debajo, por lo que se denomina espacio subcostal.